A mi me Gustan las Pollas Grandes

No es verdad que el tamaño no importa. Sí importa, y mucho!

pollas grandes

me gustan las pollas grandesPuede que no sea lo más importante, si en algún caso puede reemplazarse con alguna otra “habilidad”, pero el tamaño siempre importa.
Cuando era más joven tuve la dicha de salir con un chico que tenía una polla muy grande: medía 23 cm , y lo sé porque me impactó tanto al verla que en cuanto tuve la oportunidad se la medí. Siempre me reprocho el hecho de haberle conocido muy joven, si me hubiese encontrado con un poco más de experiencia, no lo dejo escapar.
Hacía relativamente poco tiempo que había perdido mi virginidad, así que en un principio me resultaron bastante dolorosas las penetraciones. Pero curiosamente, eso es lo que a él más le calentaba: penetrarme con dificultad y abrirse paso en mi coñito casi intacto.
Lo interesante de este novio mío es que además de tener un considerable pedazo de carne, es que también sabía usarlo. Sabía darse cuenta cuándo yo lo quería hasta el fondo y cuándo prefería tenerlo enterrado sólo hasta la mitad. Sabía a qué ritmo y en qué pose me corría más rápido, y también cómo rozarme el clítoris para hacerme explotar de placer.

mamada

También sabía como hacer su conveniencia. Para su propio orgullo, puede decir, sin mentir, que él fue quien me enseñó y me inculcó el placer al chupar una polla. Claro esta, que al ser tan grande, al principio me costaba mucho poder metérmela toda en la boca, pero con el tiempo yo también fui ganando algunas habilidades. Me enloquecía lamerle el capullo y jugar con la lengua alrededor de él, meterlo en mi boca tibia y humedecida y sacarlo chorreando saliva. Pero lo que más le ponía era que le haga la paja con mis dos manos, una sola no era suficiente; él decía que lo hacía sentir poderoso. Y cómo no sentirse así siendo el dueño de semejante miembro?
pollas grandesLa verdad es que no puedo olvidarme de él ni de su polla, muchos hombres han pasado por mi vida, pero ninguno con este tamaño. Nunca pude evadir las comparaciones, porque el placer que sentí con él, no lo volví a tener jamás. No consigo evitar masturbarme pensando en su enorme pollón cuando me encuentro sola. Pero no me he rendido en la búsqueda, sigo alerta intentando encontrar alguien “que de la talla”.

Para descargar películas de pollas grandes haz click aquí .

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *