Buscando la polla más grande

A mi me gusta el fútbol; pero la razón por la que entré en el equipo de fútbol del barrio fue para ver a los compañeros desnudos en los vestidores.

Hay un chico negro muy grande que, extrañamente, siempre oculta su paquete. Vaya; con la fama que tienen, no creo que deba avergonzarse; pero lo cierto es que aún no sé como la tiene. Voy a tener que fingir una caída cerca de él para poder rozarle, aunque sea.

 Me he vuelto tan maniático del asunto que me fijo en los pies y manos para saber si es cierto eso de que son proporcionales con el miembro. Yo creo que un día voy a conseguir uno que me impresione y no sabré que hacer. A lo mejor me asuste o me ponga nervioso. Todavía no entiendo esa fijación que tengo. Para empezar, que mi culo no está preparado para estrenarse con una polla descomunal.

Hace poco supe que había un mundial de fútbol para gays y lesbianas. A ver si me preparo para ir. Allí más de uno estará haciendo lo mismo que yo con mi equipo.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *