Consejos para comerse una polla

Si has disfrutado de una buena mamada, también podrás hacerla. Piensa en como te gusta que te coman la polla a ti y está atento a los gestos de tu compañero.

Chupar los testículos es una forma divertida de jugar con la polla de tu chico. También puedes lamerlos. Procura no morderlos; porque puede causar dolor.

Lo que puedes mordisquear con cuidado es el tallo. No mordisquees solo la piel; trata de oprimir parte del tallo con tus dientes cubiertos por tus labios. A la cabeza de la polla si puedes lamerla, chuparla con fuerza, rozarla delicadamente con tus dientes e introducirla en tu boca.

Recuerda llevar un buen ritmo en el movimiento de tu cuello. Puedes empezar lentamente e ir aumentando el ritmo progresivamente, a medida que aumenta la excitación de tu pareja. Saca la polla de tu boca succionando y vuelve a meterla; haciéndola chocar con tu lengua. Teniendo la polla dentro de tu boca, juega recorriéndola toda con la lengua; sobre todo la cabeza. Presiona tu lengua con la parte de abajo de la cabeza de la polla y muévela.

 Estas son algunas de las cosas que puedes hacer cuando le comes la polla a tu pareja. Lo más importante es ser imaginativo y estar atento a lo que le gusta a tu compañero.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *