Cuidado con lo que gritas!!

Las chicas tienen el gritito fácil, y a muchos nos gusta oír los quejidos y gemidos y hasta incluso escucharles chillar de placer durante el orgasmo, pero después de leer esto… tener cuidado!

follando y gritando


No puedo precisar la fecha del artículo porque llegó a mi correo tal y como lo ven en la imagen, pero a pesar de la imprecisión, vale la pena difundirlo.

Ocurrió en Lorca, posiblemente consecuencia de la psicosis “del maltratador” a la que nos conducen los medios. Una vecina llama a un teléfono de emergencias denunciando que ha estado escuchando durante toda la tarde gritos de una mujer pidiendo socorro. La policía local y un equipo de bomberos de inmediato acuden al lugar.  Cuando uno los policías llama a la puerta desde donde procedían los pedidos de auxilio, es atendido por un joven, al que le explican que acudían por una denuncia de una vecina que había oído gritos de “socorro”.



Con mucho pudor el joven tuvo que explicarles a los policías, bomberos y a su dichosa vecina que la supuesta mujer en peligro era su novia, y no estaba pidiendo ayuda exactamente, sino que decía “ME CORRO, ME CORRO”. Para evacuar todas las sospechas los agentes pidieron permiso de ver a la mujer y habiendo verificado que se encontraba perfectamente, decidieron retirarse.

Vaya incordio, que te corten el polvo, te acusen de pegar a tu chica y encima te des cuenta que la viejecita simpática del fondo vive con la oreja pegada a tu puerta…
Moraleja, una sola: Cuidado con los grititos!

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *