Dos Rabos en mi Coño

Reconozco que cada vez estoy más salida, que lo tradicional ya no me satisface. Le pedí a mi chico que me ayudara a concretar mi fantasía y no me ayudó, así es que me tuve que apañar como pude.

relatos erotics dp

Siempre tuve la fantasía de follarme a dos tíos, que me pongan sus rabos erectos en la boca y que me follen al  unísono por el coño y por el culo. Mis sueños más húmedos los protagonizábamos yo y al menos otros dos o tres tíos, algunas veces estaba mi chico y otras veces no, pero lo que nunca faltaba era un par de pollas enormes que me abrieran todos los agujeros.


fotos doble penetracion

Un día que estaba muy caliente le confesé a mi novio cual era mi sueño más oscuro, y se que le dio bastante morbo porque ese día me metió la verga por todos lados y se corrió muy abundante. Pero cuando empecé a insistir con el tema y se dio cuenta que iba en serio al querer concretar mi fantasía de poseer dos pollas, ya dejó de ponerle tanto.

La verdad es que le pusimos bastante voluntad, me compré un consolador que él me metía por el culo mientras me penetraba por el coño, pero yo seguía sintiendo que no era lo mismo, y no iba a estar tranquila hasta que no consiguiera meterme sendas trancas por los agujeros que pudiera. Mis fantasías de doble penetración iban en aumento y hasta soñaba con personas concretas, con pollas concretas.

Aunque sabía cual iba a ser su respuesta, le propuse a mi chico hacer un trío con un amigo. Me dijo que no y esa fue la excusa perfecta para no sentirme culpable en buscar saciar mi sexo con nuevas pollas. Así fue que una noche me fui de marcha con amigas, y conocí a dos chicos: guaperas y pollas grandes, justo lo que quería. Bebimos lo suficiente y acabamos en un cuarto de hotel, les pregunté si no les importaba si encendía la cámara y como estaban muy ansiosos por meterme polla por la boca, me dijeron a todo que sí.

chicas penetracion analTodo paso muy rápido, recién cuando empezaron a desvestirme me di cuenta que estaba a punto de completar mi fantasía más profunda. Uno de ellos acercó su polla a mi cara y comencé a lamerla, mientras el otro me terminaba de quitar las bragas empezaba a deslizar sus dedos dentro de mi coño. Cuando comenzaba a disfrutar del pollón que tenia en la boca, el otro se abrió camino por mi coño, que estaba completamente mojado y dilatado de placer. A la misma vez que seguía comiéndole el cipote, le hacia una paja cubana sentada en la polla gorda de su amigo.

Estaba totalmente extasiada de sexo, pero lo mejor iba a venir cuando cambiara el sexo oral por el anal. El que me estaba penetrando la boca se fue por detrás con su polla bien tiesa y ensalivada, para penetrarme el culo y estrenarme en doble penetración. Nunca había sentido tanto placer, el morbazo, el poder que me daba el hecho de ser poseída por dos pollas enormes,  penetrándome con ganas de correrse y dejar toda su leche dentro de mí.

Me vine varias veces y uno de ellos se corrió una vez por el coño y otra por el culo. Estaba toda pringada de leche y aun seguía mamando sus pollas para ponerlas duras y erectas otra vez para que me siguieran dando caña.

Cuando estuve satisfecha cogí el video y sin ducharme fui hasta lo de mi novio para mostrarle lo que había hecho. Como no lo encontré en su casa le deje el video sobre la mesa, creo que se habrá llevado una sorpresa porque no me ha llamado nunca más, pero conociéndolo como lo conozco, estoy segura que lo pone para hacerse la paja todas las noches.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *