El marqués de sade

Todos hemos escuchado las palabras “sádico” y “sadismo”; pero pocos sabemos de donde vienen esas palabras.

El marqués de Sade fue un aristócrata y escritor francés del siglo XVIII. Sus libros son compendios de fantasías perversas que exaltan el dolor como vía hacia el placer. Sus personajes realizan las más perversas escenas sexuales; buscando el tan deseado placer, por medio de las más crueles torturas infligidas a sus víctimas. Su legado literario llega hasta nuestros días describiendo las prácticas que hoy se reconocen con el nombre de sadomasoquismo. Algunas de sus obras fueron escritas durante su presidio en La bastilla, Francia; durante los años previos a la revolución francesa.

Una de las curiosidades de este personaje es la forma en que escribió sus obras; con recursos precarios; teniendo que evitar la censura en el lugar donde habitaba y el como logró publicar sus obras durante los tiempos de una Francia convulsa y mojigata.

Sus admiradores le conocen como "El divino marqués" 

 Dos de sus obras más importantes son las historias de 2 hermanas antagónicas y con vidas muy diferentes: “Juliette y Justine”. Una es la encarnación del mal hecha mujer: Lleva una vida de crímenes y lujuria desenfrenada; alcanzando poder y dominio en su mundo; gracias a las amistades perversas que consigue llevando una vida lasciva. La otra es un compendio de virtudes que, dada su condición, sufre toda clase de infortunios en un mundo hostil e injusto que no premia las buenas costumbres; sino que, por el contrario, las aborrece y tortura. Estas obras están cargadas de un fuerte contenido de sexo explícito con las más perversas fantasías de sexo en grupo y prácticas sado-maso.

 “La filosofía en el tocador” puede considerarse un manual para ser una mala mujer. En esta obra; dos eminentes personajes instruyen a una jovencita en los conocimientos y secretos del sexo y la lujuria. Los maestros enseñan a la aprendiza a llevar una vida lasciva; dándole trucos para complacer y engañar a los hombres, de cómo evitar las murmuraciones de la sociedad y como gozar del sexo desenfrenado. Los personajes también hacen una serie de disertaciones sobre los problemas de la Francia de la época, la religión y las buenas costumbres.

“Los 120 días de sodoma” es una obra repulsiva, extremadamente cruda y difícil de leer para muchas personas. La trama comienza cuando cuatro libertinos se reúnen y formulan un plan para ocupar 120 jornadas y cumplir los más inimaginables excesos sexuales. Para lo cual redactan un código que ordenará el gran desorden carnal de cada una de sus largas sesiones de sexo desenfrenado.

Estos son libros que deben estar en la biblioteca de todo amante del sexo. 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *