Fantasías con Pacientes

Soy sexologa; pero a pesar de que paso todo el día hablando de sexo y trato a mis pacientes muy profesionalmente, no puedo evitar tener fantasías y ponerme cachonda en varias veces por el día.

 fantasias sexuales con pacientes

 

 sexo con el medico

 

Parte de mis servicios incluye un consultorio virtual; en el cual hay personas que me cuentan sus problemas sexuales por chat, y leer los correos y responderles es lo que más me pone. Mis respuestas suelen ser muy calientes; y con razón, porque cuando las escribo estoy ardiendo. Es como que fuera una escritora de literatura erótica. Hay pacientes que me han dicho que al leer mis respuestas reaccionan de forma tan intensa que suelen arreglar algunos de sus problemas de apatía sexual, impotencia y frigidez. Es que no solo doy consejos clínicos; sino que les hago ver el sexo como algo poético y sensual. Eso hace que mis respuestas sean muy completas y estimulantes y que lleguen al inconciente de las personas, que es donde suelen estar sus problemas sexuales.

 fantasias de sexo en el consultorioUna vez vino a mi consultorio una pareja en la que el hombre quería que su mujer hiciera un trío con él y otra mujer. Ella no se negaba; pero quería entender por qué el marido tenía esa fantasía y si ella al complacerle, necesariamente iba a hacerse lesbiana. Mientras ellos me comentaban sus inquietudes, tenía fantasías con ellos en la cama; yo devorándola a ella y el mirándonos. Luego imaginé que él participaba en nuestros juegos, y fui dándoles mis respuestas casi inconcientemente. Estaba tan metida en mi fantasía que les di mis comentarios sin pensarlos. Al final de la sesión se fueron muy convencidos de realizar su fantasía y muy contentos. Yo me quedé muy satisfecha con el resultado; pero también tuve que masturbarme poco después que ellos dejaron el consultorio.

Tengo un paciente que es adicto al sexo y cada vez que viene y me cuenta sus historias me provoca follarmelo encima de mi escritorio. Me pone muy cachonda escucharle decir que tiene sexo por lo menos 4 veces al día, de una forma u otra. El hombre tiene una cantidad respetable de ligues ocasionales y sino, se masturba o paga una puta.

Hay ocasiones en que tengo que dejar esperando pacientes un rato en la sala de espera mientras me masturbo a puerta cerrada en el servicio de mi consultorio.

En fin, que tengo un trabajo muy estimulante. Tal vez esa sea la razón por la que me hice sexologa; para ayudar a los demás en algo que me causa mucho placer.

Para descargar películas sobre sexo clínico, haz click aquí.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *