Fiesta en Madrid

Hice una fiesta en mi casa que terminó en la mayor orgía que había visto en mi vida.

 fiesta en Madrid

 

 orgia con amigos

 

Tengo un grupo de amigos bastante liberales; esto incluye a algunas chicas que estuvieron en la fiesta. También pagué a unas putas para que completaran a las chicas que no iban a ser suficientes para la cantidad de hombres que íbamos. Como el dinero no me falta; puedo complacer a mis amigos de esa manera.

La fiesta la hicimos en mi casa de Madrid. Había licor y drogas para todos. La música nos puso a tono hasta que salieron las putas a hacer su show. Las streapers salieron a abordar las mesas; varias de ellas agarraron cada una a un chico y otras bailaron en las mesas y en la tarima. El ambiente se cargó de mucho sexo y morbo.

Los chicos se animaron al ver las mejores putas de madrid menearse; pero la orden para ellas era follar y ellos no lo sabían. Así que hubo unas que se metieron debajo de las mesas a comer pollas, otras subieron a algunos de mis amigos a magrearlas en la tarima, unas de ellas se masturbaban sobre las mesas. Mis amigos no podían creerse lo que estaba pasando. Empezaron a bañarse en champán y a gritar como locos.

Las amigas que estaban presentes se animaron y cogieron a los chicos con los que tenían confianza y los besaban y magreaban. El ambiente se hizo una fiesta de sexo, una orgía intensa y feroz.

 fiesta de sexoDos chicas se masturbaban mutuamente en la tarima mientras los demás las veíamos, y había putas comiendo pollas por todos lados. Algunos chicos ya estaban en pelotas paseándose de una chica a otra; dejándose chupar por una, metiéndole mano a otra, metían el nabo en cualquier coño que encontraban disponible; podían estar con cualquiera y hacer lo que quisieran.

Había una chica que estaba con las manos sobre la tarima, de espaldas a todos y cualquiera que pasaba la follaba por el culo o el coño o le metía mano. Casi se hizo una cola para tomarla.

Sobre otra mesa estaba una chica comiéndole la polla a un chico, con una polla en cada mano y otro que la penetraba por el coño.

Algunos iban y se servían más licor o comían algo mientras les venia de nuevo la erección o descansaban. También había pastillas de viagra para quien quisiera tomarlas de la mesa. Pasamos horas y horas en una fiesta de sexo salvaje. Al final estaban todos tan cansados que casi estaban unos encima de otros dormidos o demasiado borrachos. Estoy seguro que más de uno no había follado tanto y durante tanto tiempo en un solo día.

Para descargar películas de orgías, haz click aquí.  

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *