Las mejores mamadas

Las mejores mamadas son las que te hacen conduciendo. El fin de semana pasado salí de marcha con mi novia hasta la mañana. A mi me tocó conducir y no tomé demasiado; pero mi novia si.

 mamadas de pollas

las maejores mamadasEstaba muy borracha y cuando veníamos en el coche se puso muy cachonda. Mi novia se lo pasó bomba y venía muy animada. Yo estaba un poco cansado y ella empezó a bromear conmigo. Ella comenzó a hacer bromas calientes y yo me reía. En ese momento puso su mano en mi polla sobre mi pantalón y por supuesto reaccioné como todo un semental. Ella al sentir mi polla tiesa me susurró al oído: “yo quiero comerme esto”. Paré en un semáforo y ella abrió la cremallera de mi pantalón, sacó mi polla y se lanzó sobre ella a tragarla entera. No puedo negar que la situación me dio mucho morbo. Me pasé al carril de la derecha y la dejé hacer. Ella es muy buena chupándola, pero esta vez estaba echa una devora pollas.

Paramos de nuevo en otro semáforo y yo me relajé mientras la veía comerme la polla como una experta; verla me ponía más cachondo. Un autobús paró al lado de mi coche y unas personas nos vieron por la ventana; se rieron y me saludaron; yo me avergoncé; pero me sonreí tímidamente. No le dije nada a mi novia para que no se cortara.

 

 fotos de mamadas

 

Seguí conduciendo y ya no podía aguantar las sensaciones que me producía esa boca ansiosa. Cuando ya no pude más aparqué en una parada de autobús que estaba vacía y me abandoné al éxtasis. Mi novia seguía succionando con mucha fuerza y yo comencé a gemir. Ella se puso a chuparme la cabeza de la polla con mucha fuerza y moviendo su lengua por debajo. Ya no aguantaba más, estaba a punto de correrme. Ella me masturbó un poco y yo creí que iba a manchar todo el volante y el salpicadero del coche; pero ella volvió a enterrar mi polla entera en su boca. Que profunda era su garganta. Teniendo la polla entera dentro comenzó a mover la cabeza hacia los lados y reventé. ¡Le disparé directo a las amígdalas!. No sé como no se ahogó. Ella tragó, siguió lamiendo mi polla y limpiando todo lo que había salido de ella. Primera vez que lo hacía de esa manera. Yo estaba extasiado; pero unas luces detrás de mi coche me sacaron del éxtasis en que me encontraba. Era el autobús que había parado para dejar gente.

Arranqué mi coche y seguimos a casa. Mi novia se quedó dormida en el asiento del copiloto y yo pensaba que debía emborracharla con más frecuencia.

 

Para ver más mamadoras  en acción entra aquí.

Si quieres descargar películas con las mejores mamadas, haz click aquí .  

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *