Me gusta mi compañera de piso

Me gusta mi compañera de piso. Ella aún no sabe que soy lesbiana. No sé como reaccionará cuando lo sepa.

La otra vez entró a mi cuarto y se acostó en mi cama conmigo. Hablamos y nos divertimos; pero no dejaba de hablar de cuanto le gustan los tios. Yo no encontraba como disimular mi incomodidad.

Estoy ideando una estrategia. Creo que primero mediré que tan tolerante es. Ya luego le hablaré de algunas amigas lesbianas; para ver como lleva el tema y, si la veo que no se defiende demasiado; pues la llevaré a conocer a mis amigas.

También he pensado en hablarle de mi consolador. Ese es un tema que podría compartir con ella. Con un poco de suerte, terminaríamos masturbándonos mutuamente. Eso le sonaría menos lésbico y podría hacerlo por curiosidad.

Es que la técnica de las buenas amigas me parece que no va a resultar. A menos que, por un golpe de suerte, entre en depresión por alguna razón. Me parece muy cruel pensar en que esa sea la mejor forma. No quiero verla sufrir. Y prefiero que esté conmigo contenta.

La otra vez me hice una paja pensando en ella. Me imaginé que me metía en la ducha con ella; la enjabonaba, y cuando bajaba las manos para enjabonarle el coño la sentía vibrar. Al notar su excitación, le metí el dedo y empecé a masturbarla. Ella se encendía y tomaba mi coño. Nos masturbábamos mutuamente y nos besábamos hasta que quedábamos rendidas en la ducha. Esa fantasía me produjo un orgasmo tremendo. ¡Vaya paja que me hice!.

 Lo que no sé si pueda soportar es que traiga un chico a casa. Escucharla gemir o gritar me excitaría mucho y sería un martirio; además, creo que me daría un poco de celos. Soy capaz de ofrecerle hacer un trío con su pareja; con tal de verla desnuda y poder tocarla. Aunque a mi no me van nada los tíos. Así que yo dejaría que ellos hicieran lo que quisieran mientras yo me dedicaba a tocar a mi amiga donde pudiera. Lo ideal sería que a su chico le fuera el tema lésbico y que quiera vernos a nosotras jugar. Pero lo que no quiero que pase es que él quiera darme a mi.

Tengo un reto con mi compañera de piso. Me conformo con poco. Tenerla conmigo desnuda y poder acariciarla una vez será suficiente. A ver como me lo curro.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *