Mi novia calienta pollas

Mi ex novia no me deja que la folle. Eso es normal porque ya no es mi novia; pero lo que no es normal es que quedemos, me deje magrearla y besarla y luego me deje con la polla más tiesa que la pata de un perro envenenao.

 mi novia

 

 mi ex novia

 

Ella me gusta mucho y lo sabe. Me pone super cachondo nada más olerla. Así que se aprovecha de sus encantos para castigarme. Me parece que esa es su venganza por haberle puesto los cuernos.

Hace unos días fue conmigo a mi casa. Ya me veía yo triunfador. Entramos a mi cuarto y nos besamos. La acuesto en la cama y comienzo a magrearla fuertemente. Le quito la camisa y me como sus tetas, y cuando voy a quitarle el pantalón viene y me dice que no; que no tiene mucho tiempo y que mejor nos quedamos tranquilitos en la cama abrazaditos que es lo que le apetece. A mi la polla me explotaba; pero no podía forzarla; así que me armé de paciencia y me quedé acostado con ella recostándole la polla y refregándome hasta que me corrí en los pantalones.

 mi novia y mi pollaOtro día salimos en mi coche por la noche; cuando veníamos de regreso a su casa aparcamos y nos quedamos escuchando música en el coche. Por supuesto, nos besamos. Empiezo yo a meterle mano a ver si sacaba aunque sea una mamadita. Ella me pide que le de un masaje en la cabeza. Se lo doy. Le pongo yo una mano sobre mi pantalón para que me agarre la polla y la deja ahí sin moverla. Meto mis manos por debajo de su camiseta y le agarro las tetas. Ella me deja hacer y cierra los ojos. Esta vez dije: “voy por buen camino”. Bajo mis manos y le toco el coño con el pantalón puesto y me quita la mano. Se acuesta en mis piernas y me dice: “¿puedo quedarme dormida aquí?”. Me armo de paciencia y la dejo reposar un rato. Ella se levanta y hace para irse. Le digo para subir con ella y me dice que no. Le insisto y me dice que es tarde y que tiene que despertarse temprano al otro día.

Total que me tenía a pajas. Ya después de esas dos veces me dije que ya ella no era mi novia. Era verdad que estaba buena; pero tías habían muchas; así que lo mejor era buscarme otra que estuviera más dispuesta. A lo mejor cuando me vaya con otra va a venir esta a querer hacer lo que no quiere hacer ahora.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *