Ninfomana secuestra a un hombre en Munich

La policía acude al recate de un hombre que fue secuestrado por  una ninfomana

Una mujer que resulto ser una ninfomana incurable conoció al denunciante en un bar de copas y después de unos morreos y algunos tocamientos muy calientes, el desafortunado galán consigue llevársela para el huerto. La tía lo invita a subir a su piso y él muy contento accede. Un polvazo y dos… el tercero con dificultad, pero cuando ella le pidió el cuarto, él noto que algo raro estaba ocurriendo.
Al intentar salir disimuladamente cagando leches de aquel piso, se dio cuenta de que se encontraba encerrado con una ninfomana. En un descuido de ella, el galán llamo a la policía … que no tardo en llegar a la casa en su rescate.

La historia suena rara… de no ser porque la lei en un periódico muy serio, pensaría que lo han publicado porque no tienen noticias frescas… pero en fin… Solo hay una cosa que no deja de darme vueltas por la cabeza, y es: como tendría que ser de fea la tia, porque si esto me ocurre a mi, yo si cojo el teléfono es para llamar a un colega que me traiga unas viagras!

Si la noticia ya no es lo suficientemente rara… me creeríais si os cuento que la tía intento montarselo con los policías también? Porque en mi pueblo no hay ninfomanas de estas….????

ninfomana secestra

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *