Orgia en Halloween

Con mis amigos festejamos Halloween de una manera muy especial. Todos los años hacemos algo diferente, pero la fiesta de este año terminó en una orgía y fue tan “diferente” que no la olvidaremos jamás.

sexo liberal


sexo grupalDesde adolescentes acostumbramos a irnos de fiestaen en Halloween, alquilamos los disfraces con anticipación y pillamos sitio en alguna de la fiesta vip y terminamos comiendonos alguna señora con mucho dinero o una jovencita muy borracha. Pero esta vez fue diferente, uno de mis amigos organizó algo que estuvo fuera de lo que podíamos esperarnos. Nos reunió en su piso y allí mismo nos dio la sorpresa: había montado una fiesta en su propia casa con algunas chicas del curro y algunas de la universidad, por supuesto que sus tres compañeros de piso se sumaron al festejo.

Las tías estaban buenísimas de verdad y vestidas para la ocasión: había un hada, una guerrera, una gatubela, la compañera de piso estaba vestida de diablita y una o dos chicas, más que no recuerdo de qué iban. Tan pronto como llegamos a la fiesta empezamos a beber y al cabo de un par de horas estábamos todos muy borrachos. Nos lo estábamos pasando en grande, algunos de nosotros (incluido yo) habíamos logrado ligar, la música estaba muy bien y el alcohol no faltaba.

Las chicas habían bebido mucho, pero nosotros no tanto como para no darnos cuenta que esto se podía poner aun mejor. Los que habíamos ligado quisimos avanzar un poco más, y las chicas se dejaron. La guerrera y yo estábamos echados un sofá, yo tenía la polla muy dura y se la frotaba contra el muslo. Deslizó mi cremallera y bajó a comerme la polla. No podía creer que estuviera con mi cipotón en su boca mamándome delante de toda la fiesta. El resto de las chicas se animaron poco a poco y la fiesta se convirtió en una gran orgía de disfraces.

orgia en halloween

Mientras me chupaba la polla pude ver como la gatubela buscaba el coño de la guarrera y empezaba a lamérselo. Me puse muy caliente, levante la vista para ver que hacían mis amigos y pude ver que uno de ellos estaba perforándole el culo al hada. Ella estaba de cuatro para sobre el otro sofá y mi amigo por detrás enterrando su pinga hasta el fondo y sacándola del todo para lubricar con saliva el agujero de su ano bien abierto. Pude ver a mi otro amigo sentado sobre una silla con la diablita montada en su polla y cabalgándolo fuertemente. Mientras ella lo montaba y gemía, mi amigo tenía la cara entre sus enormes y gordos pechos y salía de ellos solamente para lamer sus pezones.

Estaba tan caliente que necesitaba poner la polla en un coño, cogí a gatubela por detrás y la penetré sin previo aviso por el ano. Mis dos amigos, el hada y la otra chica habían cambiado posiciones, entre los dos estaban penetrando, uno por el coño y el otro por el culo; y la otra chica y la guerrera estaban dándose sexo oral mutuamente. Yo no aguantaba más, la leche presionaba por salir y me corrí en el culo de gatubela. Quedé exhausto sobre el sillón, sentí que gatubela se había acercado a mamarme la polla, lamiendo las ultimas gotas de leche que quedaban como una buena gatita y luego se unió al resto de mis amigos.

fiesta sexualIntenté dormir un poco para recuperarme, pero me despertó el la diablita, haciéndome una paja cubana con sus enormes tetas, mi pinga se despertó antes que yo, me uní enseguida al grupo y seguimos así durante horas.

Jamás me había corrido tantas veces en una misma noche, pero no podía evitarlo, la situación era muy caliente, y las chicas estaban sacadas e insaciables. Eran unas completas desconocidas y estaban a merced de nuestros deseos, no importaba que fuera lo que quisiéramos hacer con ellas, sino que accedían y hasta a veces tomaban la iniciativa. Nunca había estado en una orgía y por supuesto quisiera estar en otra, dudo que podamos repetir la experiencia el año que viene, pero tenemos 360 dias para organizar!

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *