Pelis porno en la calle

Un dispensador de bicicletas ponía cachondos a los transeúntes.  Una película porno completa  en la pantalla del punto de préstamo.

pelicula porno en puesto de bicis


pelicula porno gratis en la calleCoños abiertos, pollas eyaculando, gritos, jadeos, gemidos y  las vecinas  “que horror, qué horror!” pero estiraban el ojo para ver mejor.  El puesto dispensador de bicicletas de alquiler de la esquina de Berdion y San Torcuato de Zamora estaba reproduciendo una película porno con perfecta nitidez  y a todo volumen. Los transeúntes se que pasaban no podían evitar sonrojarse y echar al menos una carcajada al presenciar el “atentado”  proclamado por unos piratas hackers, que usaron el puesto de alquiler de bicis aprovechando la escasa vigilancia.

Todo fue muy divertido hasta que llegó la policía, que poco pudo hacer para solucionar el problema, aunque apañó un cubre pantalla con unas bolsas y fixo.  

Y me pregunto yo…  ¿es posible que hasta cuando queremos hacer daño pensamos en el porno?  Al final va a ser cierto lo que dicen las mujeres…

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *