Quiero follarme a mi jefe

Quiero entrarle a mi jefe!

Se suelta el pantalón que deja ver sus boxers blancos y su polla hinchada. Me encantaría poder verlo mientras se sienta sobre su escritorio frente a su silla y que me llame para sentarme en ella y poder chupársela mientras nos graba con la cámara de su ordenador.
Se que hay muy pocas probabilidades de que mi jefe sea gay y que además tenga tantas ganas como yo de echarse un revolcón conmigo en la oficina, pero me calienta demasiado creer que algún día podré convertirme en su secretaria, porque sería la más putita.
Ayer mismo tuve que irme al baño a hacerme culear por Boris, el de la limpieza, porque me calenté tanto fantaseando con mi jefe que no podía más! Me imaginaba que mi jefe me tiraba de cara al escritorio y ahí nomás pelaba su polla de 25 cm . y me embestía sin piedad.

Yo se que desde su mesa él no ve lo que yo hago con las manos debajo de la mía, pero quisiera que algún día me viera tocándome mientras lo observo trabajar. A veces lo pillo agarrando el ratón y me imagino que es mi polla la que agarra, y es ahí cuando no me puedo contener y me corro en el bote de la basura (ahora ya saben porqué el de la limpieza anda detrás mío).
En fin, ahora mismo mientras escribo, mi jefe se puso las gafas que se pone cuando tiene la vista cansada y se ve tan sexy con ellas que presiento que cuando acabe de escribirles esto voy a tocarme un poquito. Quien sabe, con mucha suerte me ve, le gusta y convierte en realidad alguna de mis fantasías! Prometo seguirles contando, chaucito.

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *