Quiero follarme a una negra

Un culo de negra es algo flipante. No solo por lo grande, sino también por lo esponjoso. Y es que tienen una consistencia única.

Un culo de negra es algo flipante. No solo por lo grande, sino también por lo esponjoso. Y es que tienen una consistencia única.

Dicen que el que prueba una morena no regresa ni en verbena. Y es que esas mujeres tienen algo más que cuerpos macizos. Son ardientes; mueven las caderas como si estuvieran bailando samba, ¡o yo que sé!.

Además, ese color de piel; así como el chocolate. Provoca comérselas a cachitos.

No veas como tienen resistencia follando. Es que les encanta follar. Pueden pasarse horas y siempre quieren más.

 Una vez me follé a una que tenía trenzas en el pelo y las trenzas le llegaban hasta el culo. Yo la veía de espaldas; con ese culo enorme encima de mi aparatito; con esas trenzas moviéndose por todos lados, y me volvía loco. Tuve que darle muy duro. Al final quedé cansaito. Pasé varios días con agujetas.

Una vez vi en un video a una negra que se tragaba un cipote de un negro que yo creí que iba a salirle por la nuca. ¡No veas que profunda esa garganta!

A mi me gustan las negras voluptuosas; con los culos grandes y con unas buenas tetas. ¿Alguna negra se apunta a salir conmigo?

Para descargar películas de Negras haz click aquí  

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *