Relato de una Ninfomana

Disfruto mucho del sexo y del morbo de las situaciones cotidianas. Mi vida gira en torno al buen sexo y quiero compartirlo con vosotros.

porno mujeres

mujeres sexoMi nombre es Patricia, tengo 26 años y me gusta experimentar con el sexo. No me aburro de follar, pero si me canso muy rápido de los hombres, y eso me lleva a estar en una búsqueda constante. Pero no me quejo de eso, sino que es lo que más me gusta! Me encanta estar al acecho, todos los jueguitos de la conquistas, se que nací para seducir, es como un vicio que no puedo dejar. Me encantan los desafíos y las situaciones llenas de morbo y adrenalina.

Conocí a un hombre, estuvimos calentándonos con miraditas e insinuaciones durante una semana mientras coincidíamos en el metro, hasta que me acerqué a él y mientras le apretaba el paquete, lo invité a tomar un trago. Resultó ser un hombre casado y eso me excitó mucho más, así que lo desafié a que me llevara a su casa y me follara en la misma cama en la que le hacia el amor a su mujer. Lo dudó por un momento, pero con solo una miradita en mi escote le alcanzó para convencerse. Me llevó a su casa y follamos como animales. Mientras le estaba mamando la polla sentimos el ruido de la puerta y eran sus hijos que volvían del cole, me dio un subidón que casi corro sin penetración. El dijo que no me preocupara, que todos en la casa saben que cuando él duerme a siesta no puede ser molestado, nadie iba a entrar en la habitación.

Mientras me tenia de cuatro patas metiéndome su cipotón por el culo sobre su cama matrimonial, llegó su esposa de trabajar. Ella estaba en el salón mirando la televisión y yo en su habitación follando con su marido. No pude contener la adrenalina que fluía en mi sangre y me corrí. Me vestí y me fui por las escaleras de emergencia. Pero no sin antes dejarle mi recuerdo de una eyaculación abundante en las sabanas.

chicas sexo

Me gusta follar en sitios públicos, donde cualquiera te puede descubrir y la adrenalina hace que los orgasmos sean mucho más intensos. No hace mucho tiempo dejé mi ordenador para una revisión en una tienda de informática. No pude evitar sentirme atraída por el técnico que me atendía, y terminé mamándole la polla detrás del mostrador. Era un niñato de 18 años, con cara de freaky, muy tímido detrás de sus gafas raras.

Me entreabrí un poco el escote y vi como al chiquillo se le perdían los ojos entre mis tetas, me que di la vuelta y me fui detrás del mostrador, pude ver que estaba muy excitado y su polla estaba dura bajo su pantalón. Muy apenado me dijo que era virgen, entonces me arrodillé frente a él, y me comí toda su polla. Tenía una polla estándar, pero estaba increíblemente dura, me comí el capullo primero y luego me la tragué hasta el fondo. Me abrí la camisa y le hice una cubana. El chico no aguantó mucho porque estaba muy caliente y se corrió en mis tetas, con un quejido ahogado. Mientras entraba un cliente a la tienda yo fui al servicio a limpiarme, porque la cantidad de leche que eyaculó sobre mis pechos era impresionante.

fotos porno chicasTambién me gusta follar con chicas, pero no con lesbianas declaradas, me gusta pervertir a las que aun no saben lo excitante que es follar a otra tía. Hace un tiempo en el vestuario del gimnasio, me metí en la ducha de una de las chicas. Ella se sorprendió mucho y creyendo que me había equivocado se echó a reír. Yo reí también, pero en lugar de irme, me acerqué a sus pechos y comencé a lamerlos. Ella no se quejó, así que continué en su coño mientras el agua tibia de la ducha golpeaba en mi espalda. Ella comenzó a acariciarme tímidamente el coño con sus dedos, pero pude ver cuando estaba bien caliente porque ya los movía con más energía, masturbándome fuertemente. Nos corrimos juntas y nos volvimos a ver algunas veces más.

Me gusta el sexo y me gusta disfrutar del morbo, nunca me enamoré y no me hace falta. Me gusta tener la libertad de poder follarme a quien me apetezca en cada momento. Pero lo primordial es poder tener muchos orgasmos y muy intensos.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *