Sexo en la universidad

Estaba cursando el tercer año de economía en la universidad y trabajaba como pasante en una multinacional. Mi carrera iba en ascenso, lo mismo que polla cada vez que veía a mi profesor de Macroeconomía mientras dictaba clases.

Aunque nadie lo sabía a ciencia cierta, por los pasillos se comentaba que Leo era bisexual y tenía muchas fantasías con sus alumnos. Pero la verdad es que Leo estaba casado con una profesora de historia que daba clases en la misma universidad.
Un día como cualquiera, Juanjo y yo habíamos estado toqueteándonos por debajo del pupitre durante la clase de Leo y estábamos muy calientes.

Al terminar la clase, yo quería que nos encerremos los dos en el baño para una mamadita, pero Juanjo insistía que teníamos que encarar al profesor y ver lo que pasaba. Cuando la clase terminó esperamos que se fueran los demás alumnos y Juanjo, que aun tenía la polla hinchada y se le abultaba dentro del pantalón, se acercó a Leo y le preguntó por los temas de un próximo examen que iban a tomarnos. Leo no podía quitarle la vista del paquete a Juanjo y yo me seguía tocando sentado en mi banco.

El profesor intentó responder, pero se había puesto muy nervioso y no levantaba la vista para mirar a mi chico a la cara. Fue entonces que Juanjo lo tomó de la mano y se la puso en su polla. Leo la sintió gorda por sobre el pantalón y enseguida le bajó la bragueta y la sacó. Se quedó unos segundos observando extasiado el pedazo de carne de Juanjo para luego meterselo en la boca y saborearlo mejor.


En cierta forma yo estaba sorprendido por lo que estaba pasando, no creía que fuera cierto lo que comentaban por ahí, pero sí. Lo primero que atiné a hacer fue trabar la puerta del aula para que nadie nos interrumpiese. Luego me acerqué al profesor que estaba totalmente descontrolado succionádole la polla a mi chico y tímidamente le bajé los pantalones para ver ese culo que tanto me turbaba.

Era increíble, tan redondito y perfecto y estaba dilatado solo de la excitación que le provocaba estar mamándosela a Juanjo. No perdí ni un minuto y lo embestí con toda furia mientras el profesor lanzaba un gemido de placer, estaba entregadísimo. La verdad es que no me imaginaba que Leo iba a resultar una putita tan sumisa.

Juanjo estaba desesperado por metérsela así que lo tiró contra el escritorio y yo que estaba a punto de correrme me queden en su boca. Que bien que la tiraba este tio! Me la mamo dos veces y me corrí todo en su cara. Juanjo se venía también, pero estaba tan excitado que la leche le desbordó el culo a Leo y fue a parar a su camisa. Cuando el profesor se incorporó pudimos ver que se había corrido varias veces sobre el escritorio y, mientras se la chupada a Juanjo, dejó su leche contra la pizarra.

No hace falta que les cuente que esta materia la promocionamos con el mejor promedio de la clase; y por supuesto echamos a correr más cuentos por los pasillos. Tanto, que los últimos meses de curso había que hacer fila para tener “consultas” con el profesor de Macroeconomía.

Para descargar películas de "sexo entre estudiantes" haz click aquí . 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *