Sexo Extremo

La demanda de sexo extremo, en lo que refiere al porno, esta creciendo a pasos agigantados.

sexo extremo

extreme sexEl sexo tiene para cada persona una escala diferente. Seguramente sea por eso que el sexo extremo no es fácil de describir y resulta cada vez más intrincado clasificar el porno; lo que para algunos es muy suave, para otros es salvaje. Vamos a intentar describir a qué nos referimos cuando hablamos de sexo extremo, aunque mucho va a depender de qué sea extremo para cada cual.

El sexo extremo sale totalmente de lo convencional, pero no al nivel de hardcore, sino más duro aun. Bondage, sadomasoquismo, penetraciones con objetos, son algunas de las características del sexo extremo, claro está que todo depende de qué sea extremo para cada persona. Ponerle a tu chica un pepino en el coño no te garantiza una escena casera de sexo extremo, se necesita un poco más para llegar a eso.

sexo salvaje

El sexo extremo puede ser un fetiche en sí mismo, es decir, generalmente no es practicado por la gran mayoría de sus seguidores, como podría ocurrir con el hardcore; y por lo tanto es más factible que sea consumido en películas, videos, Internet, etc. Muchas de las prácticas pueden resultar repulsivas para el común de la gente, pero muy estimulantes para otros. El fisting, por ejemplo, que es la penetración con el puño (fist), que puede ser tanto vaginal como anal, es una experiencia que impacta a la vista y que es considerada extrema. La “lluvia dorada”, el sexo con animales o más bizarro aun, la cropofilia (que se llama a la excitación por el contacto con los excrementos), son opciones del sexo extremo poco generalizado en los fetiches colectivos, pero que así y todo son muy demandados.

porno extremoVer una escena donde una actriz es penetrada por dos pollas, puede ser una escena de hardcore; pero si las dos pollas entran por el mismo orificio, eso ya es extremo. Dobles penetraciones vaginales o anales son moneda corriente el las escenas de porno extremo, lo mismo que las penetraciones con objetos; pero es ahí donde hay muchas más posibilidades y gamas: no es lo mismo una penetración con un plátano o con una botella que con un extinguidor, esto sí le da más matices al sexo extremo.

Enemas, enanos, escenas de sadomasoquismo, son algunas de las características del sexo extremo, pero hay tantos fetiches y variedades como sexo adictos en este mundo. Lo importante es conocer todo, y saber elegir lo que nos provoque morbo. Pero siempre hay que tener en cuenta que los actores y actrices están entrenados para hacer lo que hacen, y es peligroso intentarlo en casa… o por lo menos empiecen por lo más básico.

Para descargar películas de sexo extremo, haz click aquí.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *