Sigo Follando con mi Ex

Cada vez que me encuentro con mi ex, no podemos evitar terminar follando como desesperados.

follando con mi ex

follandome a mi exYa hace más de un año que terminamos porque me fue infiel, pero no puedo evitar recordar el buen sexo que tuvimos y acabamos enrollados cada vez que nos vemos. A pesar que sufrí mucho por sus continuos engaños, me di cuenta que no pude olvidar su polla, lo sabrosa que es y lo bien que me penetra.

La última vez que nos vimos fue el fin de semana pasado, nos encontramos casualmente cuando salí con unos amigos que tenemos en común. En un principio hacía todo lo posible por evitarlo, pero de sólo pensar en su polla se me dilata el culo y la polla se me pone tiesa. Aun sigo dolido por lo que me hizo, y no creo que pueda perdonarle, pero al mismo tiempo no consigo que ningún otro hombre me encienda de la misma manera que lo hace él.

Luego de cenar habíamos planeado ir todos juntos a tomar algo, pero yo con la excusa de que me tenía que levantar temprano para trabajar al día siguiente, me fui a mi casa. No se cual fue su pretexto, pero cuando llegué al portal de mi casa, allí estaba esperándome. Sin mediar una sola palabra me apretó las nalgas y me dio un profundo beso mientras entrábamos. Podía sentir lo dura que tenia la polla porque la frotaba contra mi mientras metía sus manos por debajo de mi pantalón hasta llegar a mi culo.

sexo con mi ex

Como pude me escabullí y me arrodillé en el suelo para comer su polla que era lo que más deseaba en ese momento. La tenía muy dura y gruesa la metí en mi boca sin dejar de pajearlo. Él siempre me decía que le gustaba mucho como se la chupaba, le encantaba que jugara con mi lengua cuando tenía su polla en la boca; y así fue como se la chupé esta vez. Lamía su capullo y luego lo metía en mi boca succionando fuerte mente y quitándolo de mi boca con un fuerte chasquido; sabía que eso lo enloquecía. Luego me la tragaba entera, envolviéndola con la lengua dentro de mi boca. Su polla es una de las más grandes que he tenido, pero siempre estuve orgulloso de mi habilidad para tragar hasta las pollas más grandes, sé que en eso no tengo rival.

Mientras yo le mamaba la verga, él no paraba de meter sus dedos en mi culo; y ya sobre el sillón, se dispuso a lamer mi ano para abrirlo mejor, mientras yo seguía chupando desaforadamente. Ya en ese momento quería que me penetrara, yo estaba muy excitado y tenía que sentir su polla dentro de mí; le pedí por favor que me la metiera, porque sé que eso le provoca mucho morbo.

relatos gaySe sentó al borde del sillón y yo me senté sobre él, con su capullo abriéndose paso en mi culo fui bajando hasta sentirlo más y más adentro. Lo hacía despacio para poder disfrutar cada centímetro de su polla deslizándose en mi ano. Cuando la tuve toda adentro, comencé a cabalgarlo fuertemente y por momentos la sacaba toda, para poder volver a sentir su capullo abriéndose camino por mi culo.

Al mismo tiempo que me penetraba, él me pajeaba con fuerza hasta que me corrí sobre su torso. Cuando sentí que estaba por correrse él también le pedí que dejara su leche en mi boca, así es que sacó su polla de mi culo con violencia y me la acercó a la cara, y comenzó a follar mi garganta y me atragantó con la leche que ya estaba saliendo. Me la tragué toda, como a él siempre le gustó, pero no puede evitar que se vistiera rápidamente y se fuera sin decirme una sola palabra.

Sinceramente, no me importa que haya sido tan poco considerado conmigo, siempre fue así, pero eso forma parte del juego al que jugamos desde que nos separamos. Sé que no va a cambiar, y que ahora mismo esta haciendo infiel a algún otro chico, pero así por lo menos sé que lo tengo siempre que lo necesito.

Para descargar películas gay de alta definición, haz click aquí.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *