Soy una Puta Amateur

Aunque no soy una puta profesional, tengo una amiga que hace visitas a señores adinerados que pagan por servicios de compañía, y si surge, algo más…

mujeres putas Marta es mi amiga de toda la vida, y cuando descubrí a lo que se dedicaba me sorprendí bastante. Lo que ella gana en un fin de semana, es mi sueldo de administrativa de dos meses, pero no es una puta cualquiera, es una puta de lujo.

Este fin de semana tenía uno de esos clientes que pagan muy bien, esos a los que no le puedes decir “no” nunca. Total, que este cliente le pidió que fuera con una amiga, pero la chica que siempre acompaña a Marta en estas ocasiones estaba de fin de semana en el yate de otro de sus clientes y no tenía con quien reemplazarla.

Me pidió que le acompañara, la propuesta de dinero era muy tentadora, ganaría en una noche más de lo que gano en un mes en mi trabajo. Pero por otro lado, yo no tenía ninguna experiencia en esto del sexo pago. Acepté solamente por el dinero, y también un poco por curiosidad. Marta me dijo que los clientes no son todos iguales, algunos pagan una segunda chica simplemente para que miren o para que participen activamente.

No sabía que es lo que quería de mí, pero me sentí muy aliviada cuando vi que mi primer cliente era joven y además muy guapo. Apenas entramos a su casa, nos sirvió unas copas y nos sentamos a conversar. La casa era enorme y muy lujosa. Enseguida se pudo ver a experiencia de Marta que se veía muy animada en la conversación; y en cambio yo, muy tímida y callada.

Cuando nos sirvió la segunda copa, el cliente, que nos había recibido en bata, se la abrió y comenzó a pajearse muy naturalmente. Yo, que aun estaba con mi segunda copa por la mitad, me la bebí hasta el fondo y me serví la tercera. El y Marta seguían conversando, ella se quitó un poco de ropa para estar más cómoda, mientras él se seguía pajeando. Yo no podía apartar la mirada de su polla: era una polla grande, no larga, pero gorda y cabezona.

prostitutas de lujo

El cliente notó que no podía despegar mis ojos de su pollón, me miró y me dijo “si te apetece, ven a buscarla, es toda tuya”. Mi presencia hubiera pasado inadvertida si no le miraba su miembro tan fijamente, pero la tentación me pudo. Me acerqué y me puse en la boca tremendo cipotón. No me costaba trabajo tragármelo todo, me lo metía hasta el fondo de la garganta y luego lo sacaba todo mojado de saliva. Marta me miraba y sonreía orgullosa y comenzó a desvestirse, mientras él le metía mano en el coño.

Gracias al alcohol, yo estaba bastante desinhibida y mientras le mamaba la polla, comencé a desvestirme para quedar totalmente desnuda. La polla que tenía en mi boca estaba dura a reventar, él me la sacó de la boca (un poco a la fuerza) y se la metió por culo a Marta. Ella gritó muy fuerte de placer y también de dolor: el diámetro de esa polla no era normal. Mientras le follaba el culo a mi amiga, yo me acerqué a ella, intentando relajarla la besé muy intensamente, y luego ella bajó y comenzó a lamerme el coño. Nunca me lo había hecho una chica, y la verdad es que se siente muy bien, eso de que solamente otra chica sabe como hacerlo: es totalmente cierto.

sexo putasYo estaba a punto de venirme, cuando vi que el cliente había sacado la polla del culo de mi amiga y la estaba apoyando en mi coño. Me dio mucho gusto porque yo lo estaba deseando. Sentí su polla gorda entrar en mi chocho, se habría paso y parecía desgarrar mis paredes. Era la verga más gorda que había tenido en mi vida, y me encantaba. Quería seguir gozando, pero no pude evitar venirme con esa polla llenándome de carne el coño. Una vez que me corrí, él siguió penetrando a mi amiga, esta vez por el coño y la perra gemía y gritaba, esta vez sí de placer; y cuando tuvo la polla a punto caramelo se corrió en nuestras bocas.

Por ser mi primera vez por dinero y el primer polvo de la noche, fue muy bien. Y sinceramente estoy pensándomelo mejor, esto de tener algunas participaciones con mi amiga. No tanto dedicarme a esto en forma exclusiva, pero sí sacar algún dinerillo y además pasarme unas noches de pura lujuria.

Para descargar películas de putas, haz click aquí .

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *