Trio Lesbico con mis Primas

Estando borracha me da por concretar fantasías lesbicas.

trio lesbico

fotos de lesbianasY justamente, el fin de semana pasado vinieron unas primas de mi pueblo que no veía desde niña, las llevé a conocer las discotecas de moda y un trago aquí y un trago allí, total que al volver a casa ya no respondía de mí.

Llevábamos tanto alcohol en el cuerpo, y sumado a la euforia de vernos después de mucho tiempo, que no podíamos dormir; así es que nos pusimos una ropa más cómoda y nos quedamos hablando en el sillón. Todavía no recuerdo cómo, pero de repente tenía a una de mis primas comiéndome la boca y a la otra tocándome los pechos. Recuerdo que me sentía muy excitada, y aunque ya había estado antes con otras mujeres, ellas eran mis primas!

Me sentía tensa, tanto es así que una de ellas, no recuerdo cual, me dijo al oído “relájate, somos primas pero casi no nos conocemos, disfrútalo”. Y así lo hice. Me dejé llevar completamente por la situación, mientras Ana me devoraba los pechos Nati y yo nos fusionábamos en besos bien profundos.

Ya estaba tan mojada que me había olvidado completamente del parentesco que nos unía y de cuatro patas sobre el sillón me dediqué a lamer los pezones de Nati mientras Ana metía su lengua entre los labios de mi chocho. Las tres dábamos y recibíamos placer y en ningún momento nos quedamos sin nada que lamer.

 

fantasia lesbica

En alguno de los cambios me monté sobre Ana en un estilo de tijeras que jamás antes había experimentado, nuestros coños chorreando de placer se rozaban de costado, mientras ambas al mismo tiempo penetrábamos con los dedos a Nati. Mis pechos tensos de placer se refregaban en los de Ana, que también se la veía muy caliente, sentí ganas de correrme, pero me aguanté, quería seguir disfrutando de nuestros cuerpos entrelazados.

Ellas se dieron cuenta que yo quería correrme, así es que se apartaron de mi cuerpo y se miraron fijamente mientras Ana le decía a su prima “me lo haces tú a mi, o yo a ti?”. Yo no entendía de lo que estaban hablando y ellas reían en complicidad. Mientras yo me masturbaba, Nati se puso de cuatro patas frente a mi y Ana a su lado comenzó a meterle los dedos en el coño. De a uno iban entrando fácilmente, sin más lubricantes que saliva y eso me excitaba demasiado; yo quería correrme, pero Ana me advirtió que no podía perderme el final.

chicas lesbianasDespués que entró el cuarto dedo en el coño de Nati, meter el resto del puño fue muy fácil. Entró con un gemido de placer que Nati no pudo contener en ese instante ni después, cuando comenzó a embestirla muy duramente, llegando a meter más de la mitad de su antebrazo dentro del coño de Nati. Para cuando Ana entró con su puño por segunda vez, yo ya me había corrido mojando los almohadones que estaban sobre el sillón.

Puedo decir que la experiencia con mis primas fue una de las mejores; y además termina de confirmar mi teoría sobre las consecuencias de la bebida en mí. Ahora no hago más que esperar la próxima visita de mis primitas del pueblo, y ya lo contaré.

Para descargar peliculas de lesbianas, has click aqui.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *