Un buen magreo de Tetas

TODOS diréis que lo hacéis de maravilla, pero las reiteradas quejas de nuestras lectoras os ponen en evidencia… Algunos consejillos para saber como, donde y cuando tocar una teta y hacerlo bien!

tetas enormes


No es la parte más excitante, pero si una muy importante… y lo mejor no es hacerlo de la manera que nos satisface a los hombres, sino de la manera con la que ellas también lo disfruten.

Como no todos los pechos son iguales, ni a todas les gusta que se los toquen de la misma manera,  parte de la labor dependerá del personal gusto de cada una. Mucho depende también de la comunicación y de algunas reglas prácticas:

– La estimulación es más placentera si va de los bordes al centro. Desde la parte externa de la teta hasta el mismo pezón.

– Siempre primero son las caricias, y luego puedes ir aumentando la presión de los dedos, viendo hasta donde puedes llegar sin provocar dolor. Nuca aplastes la teta contra sus cotillas. Siempre con la mano abierta y tus dedos envolviendo el pecho.


una paja cubana


– Cuando te concentres en el pezón, también debes de ir tocándolo y presionando de manera progresiva. Primero rozándolo, y acariciándolo y cuando este erecto puedes apretarlo entre tus dedos pulgar e índice.

– Una buena idea es lamer los pezones con la punta de la lengua (sin dejar baba por toda la teta) e ir girando alrededor del pezón hasta humedecerlo por completo. Solo con eso veras que la teta toda se pone más firme y excitada; y luego puedes soplar ligeramente sobre el pezón mojado de saliva, y la veras estremecer.

– Si las tetas merecen la pena que te tomes la molestia, puedes hacer algo un poco más elaborado como hacerte de plumas (para acariciar los pezones) y gel frío / calor.

– Una vez que la tengas bien caliente, puedes probar un poco más  fuerte, lamiendo succionando y hasta mordisqueando los pezones.

Lo que NUNCA debes hacer con una teta si quieres correrte luego en ellas:
* Jugar al “timbre”.
* Succionar un pezón y luego hacer cualquier comentario que contenga la palabra “niños”.
* Preguntar si dolió la cirugía.

Recuerda que hay mujeres más sensibles que otras, y si lo haces bien, algunas que consiguen hasta el orgasmo con la estimulación de sus pezones. Veras como todo  esfuerzo tiene una recompensa, después de un magreo profesional te mereces una buena Paja Cubana!

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *